Archivo diario: 13 de noviembre de 2012

LA DOBLE MORAL DE LOS SINDICATOS CCOO Y UGT

LA DOBLE MORAL DE UGT Y CC OO

Los sindicatos calientan el 14-N tras despedir a 646 trabajadores

«Van a la huelga mientras nos aplican la reforma laboral», denuncian los afectados. «Nos han robado; no son de fiar. ¿Cómo vas a ir a una huelga con esta gente?», añaden

 Noviembre 12 – – H. Montero

MADRID- «El 14-N va a tener muy poco seguimiento porque los sindicatos no generan más que desconfianza, incluso entre quienes estamos en contra de la reforma laboral y de las medidas del Gobierno». Quien está detrás de estas declaraciones es un sindicalista con décadas de militancia y uno de los trabajadores de la Fundación Formación y Empleo (Forem) de Castilla y León, vinculada a CC OO. «Sus líderes y se han convertido en profesionales de esto. Ya lo sabéis», añade.

La identidad de este veterano de CC OO queda en el anonimato por su expreso deseo y porque Forem ha vivido un ERE en Castilla y León que se ha llevado por delante al 25% de su plantilla. Un total de 25 trabajadores de administración y personal de limpieza, de los 100 que conforman la plantilla de esta fundación, se vieron forzados a abandonar sus puestos de trabajo en mayo. A cambio recibieron lo mínimo. Así lo denuncian a este diario varios de sus trabajadores.

Futuras pérdidas
«El 31 de marzo hubo una huelga general contra la reforma laboral. Un mes después, nuestra empresa, un sindicato, nos informó de que habría un ERE de extinción de 25 contratos y una reducción de jornada del 70% para el resto de la plantilla. No hubo negociación. Alegaron pérdidas futuras, por la caída de las subvenciones, una de las modificaciones que introduce la reforma laboral, y nos ofrecieron 20 días por año trabajado», afirma María, una de las afectadas por los despidos. «Jamás pensé que nos iban a aplicar la reforma laboral a rajatabla, la misma contra la que organizan huelgas. ¿Cómo vas a pensar que tu sindicato te trate peor que una empresa privada o se comporte como la patronal? Nos han robado, así de claro», añade María, nombre figurado pues también quiere preservar su identidad «por si acaso».

El miedo queda patente entre quienes se atreven a airear el comportamiento del sindicato que preside Ignacio Fernández Toxo. «Son muy rencorosos», coinciden la mayoría de los trabajadores consultados. La indemnización que recibió María, tras nueve años trabajando en uno de los centros de Forem en Castilla y León, fue de 6.800 euros. «Me han birlado casi 10.000 euros al aplicarme la reforma laboral. ¿Cómo vas a ir a una huelga general con esta gente? No son de fiar», concluye. María asegura que una de sus compañeras, afectada también por el ERE, fue a pedir ayuda al sindicato y recibió la siguiente explicación de la central: «Hemos comido muy bien durante las vacas gordas y ahora tocan las flacas». Nadie de la directiva de Forem en Valladolid se dignó a despedirse de los 25 sacrificados.

«Es lamentable lo que está pasando. Estamos perdiendo derechos laborales a marchas forzadas y los primeros en aprovecharse de la reforma laboral son los propios sindicatos. Es denigrante. Normal que no pare de caer la afiliación sindical», añade otro empleado de Forem en la comunidad castellano-leonesa. Según las cifras recabadas,301 trabajadores de Comisiones Obreras de han visto afectados por los sucesivos ERE aplicados desde 2011. En el caso de UGT han sido 345.

La misma situación que en Castilla y León se vivió en Galicia, donde CC OO,  que critica que la reforma facilita el despido libre y que es anticonstitucional, aplicó sin miramientos la misma ley para despedir mediante un ERE a 26 trabajadores, también de Forem. Como en el precedente, el sindicato de Toxo aplicó la nueva normativa argumentando pérdidas futuras y ofreció el mínimo, 20 días por año trabajado, a los empleados afectados. María Díaz, uno de los cinco delegados sindicales que «negoció» las condiciones y que finalmente quedó incluida en el ERE, denunció recientemente a LA RAZÓN que los dirigentes de CC OO y el equipo negociador de Forem se comportaron «como verdaderos cerdos».

Desde la central, se defienden argumentando que no pueden hacer nada y que no están aplicando la reforma laboral. «No es cierto. Se está aplicando el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores», asegura a este periódico Javier Fernández, secretario de Formación y Empleo de CC OO-Canarias. «Se ha cerrado un ERE que afecta a unas 25 personas de la plantilla por la fuerte caída de ingresos que nos dejado sin fondos para 2012-2013 dos proyectos vinculados al 75% a los fondos públicos», añade. Pero la amenaza de más ERE sigue latente. Según admite Fernández, el 31 de diciembre se acaba el proyecto NOA –orientado a menores– y la falta de fondos «hará inevitable otro ERE». «Es el único camino que nos queda», asegura.

Poca iniciativa
Sin embargo, no opina lo mismo el comité de empresa de Forem Canarias, que acusa a la «empresa» de «no buscar alternativas» a los despidos y denuncia «coacciones» a miembros del comité y expone sus dudas «de la buena fe de la empresa». El comité desmonta las justificaciones del ERE que plantea la empresa. Así, y pese a la precaria situación financiera, los trabajadores dicen que se han seguido alquilando locales, «con los consiguientes anticipos por depósitos», y que el aumento de gastos de personal no está vinculado al salario de los trabajadores, «con el sueldo congelado desde hace tres años», sino a que se han subido los complementos y se ha seguido contratando personal. Además, denuncian que los gastos de arrendamientos y mantenimiento de inmuebles y equipos se «multiplican por tres desde 2008 a 2010» mientras las dietas, viajes y gastos lo hacen por seis. Por su parte, según el informe de negociación del RLT –Representación Legal de los Trabajadores– presente en la negociación del ERE, los gastos de asesoramiento crecieron un 400% en esos años con la paradoja de que «el dueño de las empresas a las cuáles se están externalizando los servicios, que antes hacía el personal de Forem es el responsable de las negociaciones con la RLT sobre un ERE. «En ningún caso se analizan medidas de ahorro», remarcan.
«Y lo peor está por llegar. Después del Congreso Confederal de CC OO de finales de febrero todo apunta a que la oleada de ERE’s será mayor y aplicarán la reforma laboral con puntos y comas a sus trabajadores mientras denuncian ante los medios que se facilita el despido libre», concluye María Díaz.

El negocio de los ERE
Los trabajadores de las empresas afectadas por un Expediente de Regulación de Empleo (ERE) pagan por los servicios de asesoría de cualquier sindicato una cantidad que varía entre los 100 y los 400 euros. Las centrales cobran también a cada afectado por este proceso entre un 10% y un 15% de la cantidad que obtiene como indemnización por encima de los 20 días por año trabajado. Con estos datos, las asesorías jurídicas sindicales se embolsan entre 100.000 y 300.000 euros por un ERE tipo. Esto supone unos 80 millones de euros de media anual por estos conceptos, según las estimaciones realizadas por varios bufetes de abogados.

Artículo publicado en LA RAZON.ES