Archivo diario: 21 de julio de 2012

CONTACTO

Podéis contactar con nosotros a través del e-mail siguiente:

simpamotril@gmail.com

 Tanto si se tratan de temas del  SIMPA, como del SAT,  se os atenderá y contestará a la mayor brevedad posible. 

Nosotros gestionaremos toda recepción de e-mails recibidos.

Entrevista al Sindicato Independiente Motrileño de la Papelera (SIMPA).

Entrevista al Sindicato Independiente Motrileño de la Papelera (SIMPA).

En Motril, una de las Empresas más grandes de la zona es TORRASPAPEL-MOTRIL.

Socialismo Revolucionario, decide hacer una entrevista al Sindicato Independiente Motrileño de la Papelera (SIMPA).

 

A continuación, la mencionada entrevista:

P.- ¿Por qué se crea este sindicato?
R.-SIMPA (Sindicato independiente motrileño de papeleros) se crea por el descontento de un grupo de trabajadores, que están en total desacuerdo con la forma de funcionar del resto de grupos sindicales, con representación en la Empresa TORRASPAPEL-MOTRIL (siendo estos, históricamente, UGT y CCOO), porque se muestran totalmente pasivos en la defensa de los derechos de los trabajadores. Son miembros del Comité de Empresa, acomodados en la silla y con muchos años en el cargo. Ante tal situación, se intenta dar un cambio, desde dentro del Comité de Empresa, teniendo representación y planteando medidas de lucha frontales y activas, entendiendo que el sindicalismo va mas alla de los juzgados.

P.- ¿Cuáles son los objetivos de este sindicato?
R.-Luchar, de forma activa y real, por los derechos de los trabajadores, sin perder el contacto con la realidad de estos, dentro del centro de trabajo. Se funciona de forma asamblearia, para que el sindicato seamos todos los afiliados y cada uno de nosotros tenga voz y voto, ante cualquier medida o acción a realizar, y, aunque legalmente estamos obligados a tener una estructura interna (presidente, delegado, etc.), cada miembro de este sindicato esta en la misma disposición de expresar, proponer y actuar. De esta forma se asegura una total transparencia, en la forma de gestionar el sindicato.
Igualmente, cada miembro que sale elegido en las listas para el Comité de Empresa, firma por adelantado su dimisión, por si se diera el caso de que los afiliados al sindicato, opinaran que no esta haciendo las funciones que se le marcan en la asamblea. Se procedería, entonces, a hacer efectiva la dimisión, saliendo del comité, pero no del sindicato.

P.-¿Valoracion de las direcciones de UGT y CCOO?
R.- Creemos que han perdido el contacto con la realidad, de la clase obrera de este país. Se han acomodado en sus sillones y subvenciones; por tanto, ¿Cómo nos vamos a fiar de unos sindicatos, pagados por el mismo sistema capitalista?. Salta a la vista, tras las ultimas reformas laborales, su conformismo y acciones “de cara a la galería”, para justificar sus cargos ante los afiliados y demás personas, que forman la clase obrera. Estas acciones, a nuestro modo de entender, son ineficaces y livianas y se han olvidado de lo que es en realidad la lucha obrera y no confían en la fuerza que dicha clase posee.
Sin embargo, creemos que dentro de estas secciones sindicales, en las bases, hay gente muy valida. Pero el problema es que estas bases, no tienen capacidad para hacer llegar sus exigencias a los lideres; precisamente, ahí esta el problema, que tienen lideres, que les controlan en vez de representarles. Su sistema esta urdido, desde las cupulas a las bases, en vez de ir en sentido contrario.

P.- ¿Cómo pensais alcanzar vuestros objetivos?
R.-Siendo conscientes de los verdaderos problemas de nuestros compañeros, con lucha activa, dejando los juzgados para los abogados y haciendo lo que, a nuestro entender, es sindicalismo: medidas de presión social, saliendo a la calle a denunciar públicamente y en los juzgados, las injusticias y tropelías que se cometen, desde los malos empresarios, que solo buscan rendimientos económicos, por encima de las personas (ahora llamadas, “recursos humanos”). Queremos inculcar a nuestros compañeros, que no solo somos fuerza de trabajo; que somos personas que tienen derecho a tener un trabajo digno, donde no se les amenace, coaccione o explote injustamente.
Oponiendonos frontalmente a cualquier injusticia de la empresa, vigilando y estando “codo a codo” con los trabajadores que quieran hacer valer sus derechos.
No recibir subvenciones de ningún tipo, para mantener nuestra independencia, donde el modelo asambleario esta por encima de todo, y asi poder nutrirnos de las ideas de todos y cada uno de nosotros.
No tener lideres, sino representantes, que sirvan de enlace entre la asamblea, la empresa y el comité.
Haciendo sindicalismo, desde el puesto de trabajo y ofreciéndonos a todos los compañeros, sean afiliados a nuestro sindicato o no.
Presionando al resto del comité de empresa (UGT y CCOO), para que no permanezcan pasivos y auue no siempre lo consigamos, es una lucha diaria que también tenemos que acometer.

P.- ¿Os habeis planteado exportar el modelo del SIMPA a otras empresas?
R.-En principio, no; aunque si estamos en contactos con otros grupos sindicales como SAT, CGT, CNT y movimientos sociales como 15 M, con los que, recientemente, hemos realizado acciones conjuntas con unos y primeros contactos con otros. Pensamos que, hasta el dia de hoy, esta forma de funcionar nos da opción a ser muy eficaces y rapidos, a la hora de responder a las necesidades de nuestros compañeros, sean afiliados o no. En realidad, nunca nos lo hemos planteado, pero todo esposible; vamos avanzando, poco a poco, y con arreglo a nuestras posibilidades, eso es lo que pensamos.

P.- ¿Cómo os ganais la confianza de la gente, que os puede catalogar de “amarillistas”?
R.- No tenemos un guion a seguir, para ganar esa confianza; el movimiento se demuestra andando. Para que sirva de ejemplo, en los últimos meses hemos pedido públicamente la dimisión del director de personal (perdonad, que no pongamos “recursos humanos”), porque no somos recurso, aunque si somos humanos. Tambien hemos pedido la dimisión del director de la fabrica. Creeemos que esto puede disipar cualquier duda, con respecto a que podamos ser un sindicato creado por la empresa, para restar fuerza al resto del comité. Y en realidad, nunca le hemos dado mucha importancia a este tema.